La escultura ‘Julia’ seguirá en 2023 en la plaza de Colón

La escultura ‘Julia’ seguirá en 2023 en la plaza de Colón

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Cultura, Turismo y Deporte, y la Fundación María Cristina Masaveu Peterson han acordado prorrogar un año más, hasta diciembre de 2023, la instalación de la escultura ‘Julia’, obra del artista Jaume Plensa, en los jardines del Descubrimiento de la plaza de Colón.

Según informó el Consistorio en un comunicado, la instalación ha recibido, desde el primer momento, una gran acogida entre los madrileños, que han incorporado a ‘Julia’ al paisaje y se ha convertido en una referencia icónica de la capital.

Desde diciembre de 2018, esta impresionante escultura de 12 metros de altura, realizada con resina de poliéster y polvo de mármol blanco, se expone en el antiguo pedestal de la madrileña plaza de Colón, en el espacio que antiguamente ocupaba la estatua del navegante genovés.

ESPACIO EXPOSITIVO

La escultura forma parte de un programa artístico conjunto del Ayuntamiento de Madrid y la Fundación María Cristina Masaveu Peterson para crear un nuevo espacio expositivo en los jardines del Descubrimiento.

‘Julia’ es una referencia artística de primer orden en la ciudad, en la que destacan la ingravidez de la obra pese a su monumentalidad, la delicadeza de líneas y la sensación de tranquilidad y calma. «Ternura, armonía y silencio», es lo que transmite esta obra para Plensa. Para él, «‘Julia’ está dirigida al corazón de nuestro ser».

Esta innovadora iniciativa de mecenazgo ha hecho posible que, por primera vez, Jaume Plensa, Premio Velázquez de las Artes en 2013, exponga una obra de estas características en España. Para Plensa, sus esculturas de cabezas con ojos cerrados ubicadas en el espacio público representan el conocimiento y las emociones humanas.

Quizás también te interese:  El TC anula la norma canaria que asignaba puestos provisionales a los funcionarios en su primer destino

Según el escultor, «siempre tienen los ojos cerrados porque lo que me interesa es lo que hay dentro de esa cabeza, como si el espectador, delante de mi obra, pudiera pensar que es un espejo y él reflejarse, cerrar también los ojos, intentar entender toda la belleza que guardamos oculta dentro de nosotros».