El reto de electrificar las capitales

El reto de electrificar las capitales

Hoy se ha hecho ya público el acuerdo que se ha conseguido en la Unión Europea, con la cesión de Alemania, para que, a partir de 2035, en territorio euro no se vendan vehículos diésel o de gasolina.

Un acuerdo que deja aún muchas incógnitas sobre la viabilidad de llegar en plazo a una fecha que está apuntada en la Agenda Verde y que supondría la rebaja de emisiones en todo el territorio de la UE.

Sin embargo, la realidad hoy en día es complicada. ¿Qué tipo de vehículo debería entonces comprarse? Los expertos hablan de la cantidad de puntos de recarga que hay en territorio español, apelando a que la compra más inteligente, este 2023, sería pasar por la de un vehículo híbrido que pudiera tener mayor autonomía.

En España hace falta apostar por una gran campaña de instalación de cargadores eléctricos que cubra la demanda actual. Mientras que tan solo rondan los 18.000 puestos, las matriculaciones solo de vehículos híbridos en España en 2022 superó las 243000 unidades, muy lejos de los puntos en los que, en cualquier ciudad, podrían cargar su batería.

Hoy, lo que ha podido trascender de la última reunión europea, es que no se cierra la puerta a la existencia más allá de 2035 de vehículos con motor de combustión siempre que los combustibles sean neutros en dióxido de carbono, una nueva puerta para quienes siguen apostando por este tipo de motores frente a los eléctricos.

Sea como sea, el reto de las ciudades del siglo XXI va a estar en dar respuesta a una creciente demanda de cargadores eléctricos que sean capaces de transmitir carga de una forma rápida para que sea ágil el incluir los vehículos en las rutinas dentro de los centros de ciudad. Con las zonas de bajas emisiones, además, en marcha, es clave el disponer de una buena red de carga para cuando estos vehículos transiten por las zonas de almendras centrales de cara a trabajos de carga y descarga, por ejemplo.

Quizás también te interese:  La Pintura Digital en la Era de la Tecnología: Nuevas Perspectivas Creativas

La nueva movilidad urbana y la nueva forma de entender los vehículos está siendo clave para garantizar una mejor planificación en el que no solo sea en las calles donde se encuentren sino que haya ayudas y compromiso por conseguir que los cargadores se instalen también en los parkings corporativos, en los centros comerciales y, desde las administraciones, que garanticen una serie de ayudas para que también los particulares, a través de las Comunidades de Propietarios, puedan conseguir una subvención para actualizar los garajes a las necesidades reales del futuro.

La previsión es que la venta de híbridos, la opción más elegida, siga creciendo según se vaya actualizando el parque de vehículos español, por lo que es una medida que no hay que dejar para más adelante.

La necesidad de dar respuesta a esta creciente demanda no solo requiere de la instalación de cargadores sino de la actualización de una red eléctrica capaz de dar respuesta a la demanda puntual que vaya a necesitarse extra para cubrir las necesidades de este tipo de vehículos.