Los inspectores de la Hacienda Local advierten de posibles fraudes por la tasa de uso de suelo público

Los inspectores de la Hacienda Local advierten de posibles fraudes por la tasa de uso de suelo público

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

La Asociación Nacional de Inspectores de Hacienda Pública Local advirtió este viernes de que en los ayuntamientos que no estén registrando un aumento «sustancial» de su recaudación a raíz de la tasa por la utilización privativa o aprovechamiento especial constituidos en el suelo, subsuelo o vuelo de las vías públicas municipales «puede estar produciéndose fraude por parte de las empresas explotadoras de servicios de suministro», fundamentalmente compañías de electricidad y gas.

Así lo alertaron durante la Jornada organizada entre la Asociación Española de Asesores Fiscales y la Asociación Nacional de Inspectores de Hacienda Pública Local.

Los inspectores señalaron que esta tasa, conocida como ‘tasa del 1,5%’, ha tenido un «notable impacto» en las arcas municipales debido a las subidas de precios de la electricidad y gas el año pasado. Por ello, subrayaron que la falta de un incremento recaudatorio puede significar que las empresas del sector están defraudando a las haciendas locales.

Durante la jornada, también se debatió sobre la externalización de las labores de inspección de esta tasa. Los inspectores señalaron que quedó «manifiestamente claro» que la determinación de los ingresos brutos de las empresas corresponde a los empleados públicos de la Inspección Local y, «en ningún caso, puede dejarse en manos de empresas contratadas».

Asimismo, abordaron otras tasas como el gravamen que el Ayuntamiento de Barcelona aplica a las empresas de reparto a domicilio que facturen más de un millón de euros al año por entregas a destinos finales, más conocida como ‘Tasa Amazon’.

En espera de ver los efectos de este tributo, los inspectores estimaron que el Ayuntamiento de Barcelona recaudará 2,5 millones de euros en 2023, en caso de que prospere ante los tribunales. Los inspectores locales recordaron que la intención de la ‘Tasa Amazon’ es reducir el número de furgonetas circulando por la ciudad, que se han multiplicado «a raíz del boom del comercio electrónico».

Igualmente y en aras de rebajar la congestión, indicaron que esta tasa pretende cambiar «los hábitos de los destinatarios finales, optando por recibir los productos en puntos de recogida en vez del reparto a domicilio como práctica más sostenible».

En este marco, recuerdan que Barcelona es una de las ciudades de Europa con más coches por kilómetro cuadrado y que en España entre el 80 y el 90% de los envíos se hacen a domicilio.

Asimismo, señalaron que la congestión de vehículos está en el centro del debate de una tasa que aún no se ha implantado en España pero sí en grandes ciudades como Singapur, Londres, Milán, Estocolmo y Gotemburgo.

Recordaron que la denominada ‘Tasa de congestión’ está recogida en la Ley de Movilidad Sostenible que se hallaba en fase de tramitación en el Congreso de los Diputados cuando el pasado 29 de mayo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció la convocatoria de elecciones generales.

No obstante, apuntaron que los consistorios pueden gravar la congestión a través de las denominadas «prestaciones patrimoniales de carácter público no tributario», con posibilidad de gestionarse vía concesión a una empresa privada, una empresa 100% municipal o una entidad pública empresarial.