La lucha de Unzué contra la ELA llega a la gran pantalla de todos los cines

La lucha de Unzué contra la ELA llega a la gran pantalla de todos los cines

– El documental ‘El último equipo de Juancar’ retrata el día a día del exfutbolista

– «Disfrutamos de los buenos momentos y aprendemos de los complicados»

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

El nuevo equipo del exfutbolista Juan Carlos Unzué está formado por sus compañeros de lucha contra la ELA (esclerosis lateral amiotrófica). Ha pasado de ser guardameta y entrenador del Fútbol Club Barcelona y del Sevilla Fútbol Club, entre otros, a jugar un partido mucho más importante. En su escuadra actual no hay defensas ni centrocampistas. Todos juegan en la delantera de la batalla contra la enfermedad.

Ahora estrena un documental que retrata el día a día de Unzué durante dos años y medio, desde que en junio de 2020 el exportero y exentrenador del Barça hiciera público su diagnóstico. «El público va a conocer la ELA en toda su extensión, sin esconder nada, pero con mucha humanidad», asegura Unzué en una entrevista a Servimedia.

La cinta no está exenta de «momentos duros, otros emotivos, pero también deja un poso positivo de que la vida la queremos y tenemos que disfrutar a pesar de nuestra enfermedad», asevera con contundencia el ‘capitán’ de este admirable equipo.

La película destila esperanza e inspiración porque, como afirma su protagonista, siempre ha tratado de «disfrutar de cada momento en la vida». «No es algo que haya aparecido o aprendido ahora. La vida merece la pena, a pesar de todas estas limitaciones que nos genera la enfermedad. Y os lo dice alguien que se siente inspirado por esos otros compañeros de enfermedad que están en un estado más avanzado que el mío y me inspiran a seguir adelante, para que os pueda seguir mostrando esta sonrisa que tengo de forma natural y que trataré de mantener hasta el último día».

Quizás también te interese:  El sector privado engloba el 70% de los hospitales especializados en salud mental y el 63% de las camas

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad dura, implacable. No obstante, Unzué le planta cara cada día y ha logrado incluso aprender de ella. «La ELA me ha dado la posibilidad de discernir entre lo esencial y lo que no lo es». Las tres letras ELA han reordenado las prioridades de su vida y, si antes obtener un trofeo o una victoria era la meta, «ahora lo es visibilizar la enfermedad». «Te puedo asegurar que lo que siento es incluso más satisfactorio que lo que antes conseguía». Asegura con convicción: «Disfrutamos de los buenos momentos y aprendemos de los complicados»

UN EQUIPO PERSEVERANTE

El metraje se ha estrenado esta semana en todos los cines españoles y ha sido dirigido por Xavier Torres, Santi Padró y Jesús Muñoz. En un acto de generosidad y transparencia, Unzué abre las puertas de su vida de par en par y muestra el deterioro físico y las secuelas de la ELA; la prueba más evidente de una enfermedad cuyos pacientes protagonizan una lucha titánica, a menudo sin apoyos económicos.

«Yo soy parte de un equipo muy amplio de 4.000 personas. No siempre somos los mismos, ya que cada día perdemos a tres compañeros y cada día se unen al equipo otros tres. Te puedo asegurar que es un equipo humilde, pero perseverante y que no vamos a parar a pesar de nuestra limitación física mientras no lleguen esas ayudas que nos den la posibilidad a todos de tener esa vida digna que reivindicamos y que ahora es imposible para el 95% de ellos», afirma el exdeportista.

La película recoge además un momento histórico en la lucha contra la enfermedad. Se hace un seguimiento de todas las reuniones y conversaciones con dirigentes del F.C. Barcelona y del Manchester City para organizar un partido de fútbol amistoso que se jugó en agosto de 2022 y que consiguió una recaudación récord de 4,3 millones de euros destinados a la investigación de la ELA.

Quizás también te interese:  Más de un millar de ovejas y 200 cabras tomarán Madrid para reivindicar las vías pecuarias y la cultura pastoril

Unzué no olvida a aquellas personas que le transmitieron las ganas de hacer de su sueño una realidad y ayudar a conseguir esa gran recaudación, que fue destinada íntegramente a la investigación de la ELA. «Las 91.000 personas que vinieron al estadio fueron los artífices de que ese partido fuese un éxito. Estaré eternamente agradecido a todas las personas que trabajaron para hacerlo posible y real», relata.

Probablemente, esta sea una de las hazañas de las que está mas orgulloso porque, como asegura Unzué, «sentirse útil ayudando a los demás es fundamental» y conlleva tener un propósito de vida, unos objetivos, «que nos ayuden a motivarnos cada día al despertar y seguir adelante».

Precisamente, el reto que se ha marcado ahora es desbloquear la proposición de Ley para una vida digna que permita a la gran mayoría de enfermos de ELA que no tienen recursos económicos poder sobrellevar la enfermedad de una manera digna.

«Yo tengo una estabilidad familiar y económica que no va a condicionar mi futuro más allá de lo que la enfermedad me limite, pero ese 95% sí le condiciona su día a día», señala Unzué.

«El poder mantener con un poco de dignidad esta enfermedad los lleva a algunos de ellos a decidir morir porque sienten que están arruinando a sus familias», se lamenta. Este es el equipo de Juancar. Auténticos goleadores de la enfermedad que regatean a la ELA a diario.