La Comunidad de Madrid aprueba el proyecto de Ley de Patrimonio Cultural para reforzar su protección, conservación y difusión

La Comunidad de Madrid aprueba el proyecto de Ley de Patrimonio Cultural para reforzar su protección, conservación y difusión

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

La Comunidad de Madrid aprobó este miércoles en el Consejo de Gobierno el proyecto de Ley de Patrimonio Cultural que se remite ahora a la Asamblea legislativa para su tramitación parlamentaria por el procedimiento de urgencia.

El portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio, explicó que «el texto actualiza el régimen legal vigente desde 2013 para reforzar la protección del patrimonio y garantizar la adecuada conservación y difusión de todos sus bienes».

Asimismo, recalcó que «el Ejecutivo autonómico ha contado para su elaboración con la participación del Consejo Regional de Patrimonio Histórico y de las asociaciones más representativas en este ámbito cultural. De esta forma, ha sumado numerosas aportaciones de las organizaciones del sector para la mejora de la norma».

El resultado es un proyecto de ley que «no se limita a pequeños cambios legales sobre el existente sino que configura un nuevo régimen legal que incorpora las últimas tendencias en materia de patrimonio cultural y que moderniza los instrumentos de protección». Así, amplía la noción de patrimonio cultural, refuerza su función de cohesión social e introduce la regulación sobre los denominados ‘nuevos patrimonios’: inmaterial, industrial, etnográfico, científico y tecnológico.

El portavoz explicó que «el texto estrena todo un conjunto de nuevos instrumentos y figuras de protección que garantizan la conservación del patrimonio y su transmisión a las nuevas generaciones. Ahora establece tres niveles de protección de Bienes Culturales, añadiendo, junto a los Bienes de Interés Cultural (BIC) y los Bienes de Interés Patrimonial (BIP), la figura de los Bienes Catalogados».

De esta forma, según Ossorio, se «establece que las intervenciones en BIC y BIP requerirán de un proyecto técnico suscrito por un profesional competente; prevé que las intervenciones en bienes muebles catalogados sean realizadas por expertos cualificados en conservación y restauración; y recoge que la dirección de las actividades arqueológicas y paleontológicas recaiga en una persona cualificada en la materia».

Quizás también te interese:  Los envíos internacionales siguen creciendo gracias al ecommerce