El Gobierno declara el Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial

El Gobierno declara el Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

El Consejo de Ministros aprobó este martes el real decreto por el que se declara el Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, con el objetivo de «revalorizar estos oficios artesanales y potenciar los usos de la tradición».

De este modo, el Gobierno culmina el proceso iniciado por la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes del Ministerio de Cultura y Deporte el pasado día 5 de enero.

El Ejecutivo consideró que el Belenismo «trasciende lo estrictamente religioso para encuadrarse en una dimensión cultural, convirtiéndose así en un hecho sociológico; es muestra de una identidad colectiva, presente prácticamente en toda España».

A su vez, destacó, entre sus valores culturales, su «contribución a la transmisión de conocimiento de la cultura popular, mostrando oficios tradicionales y modos de vida a veces ya desaparecidos, así como la preservación de oficios artesanales especializados y su dimensión económica y productiva».

También subrayó «la riqueza de sus bienes muebles asociados, la transmisión y recreación a través de su práctica de conocimientos, habilidades y destrezas, su estrecha relación con la tradición oral, narrativa y musical, la importancia del asociacionismo en torno a esta manifestación y su proyección internacional».

El Belenismo comprende al arte de fabricar las figuras del Belén por parte de sus artesanos y al colectivo especializado que lo arma.

La acción de montar el Belén es una tradición de religiosidad popular que tuvo su origen en Europa durante la Edad Media y que consiste en construir una escenografía formada por escenario y figuras sistematizables que se arman o montan cíclicamente coincidiendo con la época de Navidad.

La Ley 10/2015, de 26 de mayo, para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial establece que corresponde al Ministerio de Cultura y Deporte, en colaboración con las comunidades autónomas, la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial mediante la Declaración de Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, además de regular el procedimiento de declaración.

Quizás también te interese:  La Comunidad de Madrid declara Bien de Interés Cultural el yacimiento islámico de Alcalá la Vieja