Determinan un patrón para elegir el mejor tratamiento para frenar el ‘biodeterioro’ del patrimonio cultural

Determinan un patrón para elegir el mejor tratamiento para frenar el ‘biodeterioro’ del patrimonio cultural

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

El Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) han desarrollado una estrategia a partir de la cual escoger el mejor tratamiento para frenar el ‘biodeterioro’ (los daños causados por agentes biológicos) de los monumentos y edificios pertenecientes al patrimonio cultural.

El estudio, publicado en la revista ‘Sciencie of the Total Environment’, determina por primera vez que la respuesta a los tratamientos depende del tipo de microorganismo y de su posición en la roca, y que tras el tratamiento hay procesos de recolonización en las áreas tratadas.

Carmen Ascaso, investigadora del MNCN, explicó que para la realización del estudio se escogió la cantera de dolomías radicada en Redueña (Madrid), con la que se construyeron las fuentes de Cibeles y Neptuno, y que ya habían sido objeto de experimentación previa.

En ese sentido, Jacek Wierzchos, investigador del MNCN, añadió que «los tratamientos testados consistieron en la limpieza previa de las rocas con un desinfectante para eliminar la colonización del exterior, lo que posteriormente facilita el acceso del biocida a su interior».

A juicio de Mar Villar, investigadora del MNCN, «lo realmente novedoso de este estudio ha sido cómo se ha evaluado, y con qué precisión, la eficacia de estos tratamientos», para lo cual se ha aplicado «una nueva aproximación metodológica que combina microscopía electrónica de barrido, empleando procedimientos de preparación y observación específicos para el estudio de la colonización biológica de rocas desarrollados en nuestro grupo de investigación, con la aplicación de una técnica de biología molecular, el ‘metabarcoding’, haciendo así posible evaluar por primera vez la respuesta a los tratamientos a nivel de grupo taxonómico».

Quizás también te interese:  Cultura renueva el depósito temporal de las piezas de los pecios 'El Juno' y 'La Galga', recuperados en Estados Unidos

A ello se añade que también se ha evaluado la respuesta a los tratamientos a corto y a largo plazo, lo que ha posibilitado reconocer procesos de recolonización específicos.

Sergio Pérez, investigador del RJB, puso de manifiesto que «las diferencias de respuesta a los tratamientos encontradas pueden deberse no sólo a una menor accesibilidad del biocida a los microorganismos que colonizan el interior de la roca, sino también a características morfológicas y fisiológicas específicas de cada grupo taxonómico».

También reseñó que «algunos organismos incluso se ven beneficiados a largo plazo de la aplicación de biocidas, ya que son capaces de nutrirse de los restos de las células dañadas por los tratamientos, por lo que en este estudio mostramos la importancia de monitorizar las áreas tratadas también a largo plazo».

Por último, Asunción de los Ríos, investigadora del MNCN, apuntó que «es difícil encontrar tratamientos definitivos, porque no todos los organismos se ven afectados de la misma manera, pero hemos conseguido conocer un poco mejor la respuesta de diferentes microorganismos causantes de ‘biodeterioro’, lo que puede ayudar en futuras intervenciones».