Cultura adquiere un poema manuscrito de Luis Rosales

Cultura adquiere un poema manuscrito de Luis Rosales

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El Ministerio de Cultura y Deporte ha decidido ejercer el derecho de tanteo que le correspondía en una subasta en la que se ofrecía el poema manuscrito ‘Bajo el limpio esplendor de la mañana’, firmado en Sevilla por Luis Rosales (1910-1992), dedicado a su amigo, el periodista, escritor y crítico Manuel García Viñolas.

Así consta en una orden ministerial publicada esta semana en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en la que, al amparo de la Ley de Patrimonio Histórico Español y con el informe favorable de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español, se establece el ejercicio del derecho de tanteo sobre el poema, que fue subastado el pasado 29 de septiembre en la madrileña sala Durán.

Así pues, Cultura abonará 120 euros más «los gastos inherentes», que la sala subastadora debe justificar mediante certificado, por el poema manuscrito ‘Bajo el limpio esplendor de la mañana’, firmado en Sevilla por Luis Rosales, con la siguiente dedicatoria a su amigo Manuel García Viñolas: «Como recuerdo de nuestra estancia aquí».

La obra se depositará y asignará al Archivo Histórico Nacional, de titularidad estatal, que se encargará de incluirlo en el inventario de patrimonio propiedad del Estado que allí se custodia.

En ‘Bajo el limpio esplendor de la mañana’, Luis Rosales muestra «el aspecto sombrío de la vida: la duda y la vacilación humana», tal y como atestiguó Alicia María Raffucci de Lockwood en la revista ‘Cuadernos Hispanoamericanos’ en 1971.

En el poema, además de la cuestión religiosa, emerge un nuevo tratamiento estilístico. Al introducir «el dolor y la miseria de la vida», se adelanta al que será uno de los temas fundamentales de la poesía de posguerra.

Quizás también te interese:  Sánchez subraya el compromiso del Gobierno con la revitalización del patrimonio cultural español

Este tema, que no había sido atendido por la Generación del 27, le une con Antonio Machado (1875-1939) y Miguel de Unamuno (1864-1936), pero, a diferencia de ellos, «su soledad e inseguridad ocurren dentro de una firme creencia religiosa, contra la que no se rebela a pesar de su angustia», según Alicia María Raffucci de Lockwood.

Luis Rosales fue un poeta español de la Generación del 36, considerado uno de los máximos exponentes de la ‘poesía arraigada’, que, tras estudiar Filosofía, Letras y Derecho en su Granada natal, se trasladó a Madrid en 1930 para continuar sus estudios.

Tras publicar sus primeros poemas en varias revistas de la época, en 1935 vio la luz su primer libro, ‘Abril’, una obra de poesía amorosa donde se pone de manifiesto la influencia que ejerció sobre él la figura de Garcilaso de la Vega.

A lo largo de su vida, colaboró y dirigió varias revistas literarias, y en su trayectoria se encuentran obras mayúsculas como ‘La casa encendida’ (1949) o ‘Diario de una resurrección’ (1979).

Formó parte de la Hispanic Society of America y de la Real Academia Española (RAE), y en 1982 recibió el Premio Cervantes.