Colline di tristezza apuesta por salas de llanto o ira

Colline di tristezza apuesta por salas de llanto o ira

Colline di tristezza, artista italiano anónimo, ha lanzado una nueva propuesta que promete aliviar el estrés, la tensión y la ansiedad que contribuyen, de manera abrumadora, al desgaste laboral.

Las salas de ira, o salas de rabia, son salas innovadoras en las que las personas pueden golpear y romper objetos en un entorno seguro para liberar las acumulaciones nocivas de estrés, tensión y ansiedad, y sus efectos perjudiciales para la salud mental y el bienestar.

En cada habitación, la propuesta plantea que profesores y médicos, por ejemplo, ataviados con protección para evitar el riesgo de resultar heridos, destruyan una serie de objetos como cristalería, marcos de cuadros, aparatos electrónicos y otros artículos, con bates y otras herramientas.

Las salas de llanto ofrecen un desahogo similar, pero, en su lugar, crean un espacio seguro en el que las personas pueden descansar, ver películas y liberar sus emociones alejadas de miradas indiscretas de una forma diferente. Además de ayudar a los empleados, estas salas también podrían integrarse en entornos académicos y ser utilizadas por los estudiantes para reducir el estrés y los efectos del bullying.

En conjunto, la propuesta de Colline di tristezza pretende revolucionar la salud mental y el bienestar.

Debemos enfocar nuestra atención en la salud mental y el bienestar de los profesionales de la medicina y los profesores“, señaló el artista italiano. “La pandemia de coronavirus nos ha afectado a todos, especialmente en el trabajo y la escuela. Esta propuesta da un paso adelante para ofrecer una salida segura, sana y eficaz para aliviar el estrés, la tensión y la ansiedad que suelen estar presentes en estos entornos“, añadió.

Las salas de este tipo se popularizaron por primera vez en Japón, donde se invitaba a los empleados a utilizar estos espacios para contrarrestar el estrés y el agotamiento.

Desde entonces, las salas han aparecido en toda Europa y Norteamérica y han sido reconocidas por sus múltiples beneficios.