El Museo Sorolla organiza una exposición en la que analiza los tres últimos años de vida del pintor

El Museo Sorolla organiza una exposición en la que analiza los tres últimos años de vida del pintor

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

El Museo Sorolla ha puesto en marcha ‘¡Sorolla ha muerto! ¡Viva Sorolla!’, una muestra que se centra en los tres últimos años de vida del pintor valenciano, su etapa más desconocida, cuando ya enfermo tuvo que dejar de trabajar.

La exposición, que se enmarca en la conmemoración del primer centenario del fallecimiento de Joaquín Sorolla (1863-1923), mostrará al público la repercusión que ocasión el óbito del pintor a través del estudio de las fotografías, la prensa de la época y la documentación que se conservan en el museo, lo que pone de manifiesto «la importancia, el aprecio y el reconocimiento, tanto a nivel nacional como internacional, que había conseguido a través de una vida dedicada plenamente a la pintura», según informó el Ministerio de Cultura.

La muestra se divide en cuatro secciones: ‘Una fina y templada mañana’, ‘La luz que se apaga’, ‘¡Sorolla ha muerto! ¡Viva Sorolla!’ y ‘El pintor inmortal’, en cada una de las cuales se exhibe una cuidada selección de fondos documentales de muy variado formato: fotografía antigua, correspondencia o noticias aparecidas en la prensa de la época.

También se expone el ‘Retrato de Mabel Rick, Señora de Pérez de Ayala’, última obra de Sorolla, que dejó inacabada al sufrir mientras lo pintaba la hemiplejía que le apartaría definitivamente del trabajo. A este trabajo se suman dos esculturas, una de ellas inédita: la máscara funeraria que el escultor y amigo Mariano Benlliure (1862-1947) realizó en su lecho de muerte y la mano del pintor esculpida por Ricardo Causarás (1875-1953).

A su vez, una original publicación científica en forma de periódico de época completa la muestra; en ella, se reúne una selección de artículos sobre Sorolla publicados en prensa entre 1920 y 1933 y una serie de breves ensayos escritos por las comisarias que contextualizan y clarifican lo sucedido.

Quizás también te interese:  El Gobierno convoca 208 millones de euros en ayudas a comunidades y ayuntamientos para turismo cultural

Con motivo de la conmemoración del centenario del fallecimiento de Solla, la Bodega Les Freses (Mariana Alta, Alicante) ha elaborado un vino de edición especial, para cuya producción ha recuperado el cultivo tradicional de la uva moscatel que conoció Sorolla cuando viajó a la comarca a finales del siglo XIX, llegando a pintar algunos reconocidos cuadros de los trabajos de la uva.