¿Cómo invertir y salvar la inflación?

¿Cómo invertir y salvar la inflación?

Esta es la pregunta que sobrevuela siempre las conversaciones cuando se habla de economía. Aunque parece que la inflación ha rebajado un poco, lo cierto es que la pérdida de poder adquisitivo es una realidad que parece no tener fecha para que acabe en el corto plazo.

Se asume que 2023 va a ser un año complicado para las finanzas personales al tener que afrontar las subidas de muchas facturas imprescindibles como la energética, la de la compra o el combustible, entre otras.

Pero, ¿cuál es la opción de tratar de salvar la inflación en los ahorros?

Sin duda, la inversión. Hoy en día, con la subida de los tipos de interés desde los Bancos Centrales empiezan a surgir de nuevo cierta oferta de producto financiero por parte de la banca y de las entidades financieras.

En primer lugar, hay que pensar qué tipo de producto será con el que el inversor se sentirá más cómodo y, para ello, es necesario comprenderlos.

Invertir en fondos significa ser parte de una inversión colectiva que está gestionada por personas cualificadas capaces de buscar la mayor rentabilidad según los indicadores que reciben del mercado y de las principales entidades económicas y geopolíticas. Este tipo de inversión está pensada para que se planifique a medio o largo plazo para que haya recorrido en las inversiones y desinversiones que irán haciendo en activos del mercado.

Invertir en bolsa significaría apostar por el mercado de valores, en movimiento durante la apertura de sesiones y en comprar acciones y títulos de una serie de empresas cotizadas. Aunque se puede hacer online, detrás suele haber bróker que gestionan la cartera de inversión para tratar de minimizar la volatilidad de los mercados, que han vivido este 2022 sesiones de vértigo.

Quizás también te interese:  Cultura declara a la jota como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial

Invertir en cripto se estaba haciendo también una tendencia hasta que se han visto varias quiebras que, pese a la potencia de la blockchain en términos de seguridad, ha sacudido al sector financiero. La credibilidad actual para los pequeños inversores puede que no sea la más adecuada pese a las oportunidades que podrían presentarse.

Invertir en letras del tesoro es otro de las soluciones a medio plazo que más está convenciendo a quienes son tradicionales. La rentabilidad, aunque baja, es segura y eso suele convencer a los más cautos. En realidad, actualmente, salvo que se busque la rentabilidad en bonos a largo plazo, poca opción hay.

En realidad, la principal determinación tiene que ver con el conocimiento de las finanzas propias. Se trata siempre de invertir un capital del que no sea necesario disponer en el corto plazo o que no vaya a ser necesitado. Muchas veces, los plazos para recuperar el capital sin penalización se alargan, de ahí la importancia de hacer bien las cuentas para saber qué dinero puede ser el que se invierta.

La necesidad de una cultura financiera en el que el capital de ahorro pueda rentabilizarse y moverse es clave para mejorar la economía, pero hay que ser prudente y consciente de la situación personal de cada uno antes de lanzarse.