Palmira, en grave peligro

Si había en Siria un espacio que todo turista que viajara quería visitar era Palmira. Situada en pleno desierto esta ciudad antigua, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980, era uno de los principales reclamos de este país gracias a la calidad de conservación de las ruinas de este paraje. Hoy es impensable. Palmira ha muerto. El Templo de Bel, su columnata, que daba paso a una de las principales avenidas de la propia ciudad con más de 1200 ejemplares, el Templo de Nebo, teatros, ágoras…un sinfín

Leer más