Los peligros del Omeprazol

¿Te suena? Es normal, ten en cuenta que sus cajas se venden por millones al cabo del año. ¿No lo crees? Para que te hagas a la idea, tan sólo el año pasado se superó la cifra de 50 millones de envases en los botiquines de los españoles.

Pese a que es uno de los fármacos más recetados por los médicos por su eficacia en casos de problemas gástricos porque reduce los ácidos gástricos, lo cierto es que poco o nada se sabía de las consecuencias a medio largo plazo si tenemos en cuenta que acaba de salir un estudio en Estados Unidos que lo relaciona, de forma directa, con afecciones futuras de riñón.

El medicamento, recetado principalmente para el reflujo o la hernia de hiato, ayuda también a evitar algunos sangrados estomacales provocados por el uso frecuente de antiinflamatorios, tras el estudio realizado a más de 200.000 veteranos americanos arroja datos que asustan un poco. Bueno, en realidad asustan hasta el punto de haber acabado significando una alerta sanitaria para muchos que lo toman de manera aleatoria y sin seguir las prescripciones médicas.

De la muestra utilizada para realizar el ensayo se concluyó que más del 96% tendría más riesgo de acabar sufriendo un fallo renal frente a los que utilizan otro tipo de inhibidores de la familia de los bloqueadores H2.

Pero no sólo el fármaco queda en entredicho, sino que también queda su receta. Por lo que se ha podido comprobar, en más de la mitad de los casos, no es necesario que el paciente tomara el medicamento para cubrir sus necesidades médicas, sino que se receta de forma casi automática en el momento en el que se llega a un diagnóstico tipo.

El problema viene cuando los pacientes entienden este medicamento como protector gástrico, cuando la realidad es que no es así y sólo es recomendado para los casos que aparecen en su prospecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *